Si un país peca contra mí

0
85

pastor-gamboa«Entonces vino a mí la palabra del SEÑOR, diciendo: Hijo de hombre, si un país peca contra mí cometiendo infidelidad, y yo extiendo mi mano contra él, destruyo su provisión de pan y envío hambre contra él y corto de él hombres y animales, y aunque estos tres hombres, Noé, Daniel y Job, estuvieran en medio de él, ellos, por su justicia, sólo se librarían a sí mismos declara el Señor DIOS. Si yo hiciera pasar por la tierra fieras y ellas la despoblaran, y se volviera desolada sin que nadie pasara por ella a causa de las fieras, aunque estos tres hombres estuvieran en medio de ella, vivo yo declara el Señor DIOS, ni a sus hijos ni a sus hijas podrían librar; sólo ellos serían librados, pero el país sería desolado. O si yo trajera la espada contra ese país, y dijera: “Pase la espada por el país”, y corto de él hombres y animales, y estos tres hombres estuvieran en medio de él, vivo yo declara el Señor DIOS, que no podrían librar ni a sus hijos ni a sus hijas; sino que sólo ellos serían librados. O si yo enviara una plaga contra ese país y derramara mi furor sobre él con sangre, para cortar de él hombres y animales, aunque Noé, Daniel y Job estuvieran en medio de él, vivo yo declara el Señor DIOS, que ni a su hijo ni a su hija podrían librar; ellos, por su justicia, sólo se librarían a sí mismos. Porque así dice el Señor DIOS: ¡Cuánto más cuando yo envíe mis cuatro terribles juicios contra Jerusalén: espada, hambre, fieras y plaga para cortar de ella hombres y animales! Sin embargo, he aquí, en ella quedarán sobrevivientes, hijos e hijas que serán sacados. He aquí, saldrán hacia vosotros y veréis su conducta y sus obras; entonces seréis consolados de la calamidad que he traído contra Jerusalén, de todo lo que he traído sobre ella. Y ellos os consolarán cuando veáis sus caminos y sus obras, y sabréis que no he hecho en vano lo que hice en ella declara el Señor DIOS.» (Ezequiel 14:12-23)

Este es uno de los pasajes bíblicas más interesantes de la Biblia; el solo leerlo me impresiona, cautiva mi atención. La Biblia dice cosas muy hermosas de varios personajes como Enoc, Abraham, José, Moisés, Elías, David y de muchos otros, pero es muy interesante la palabra que el profeta Ezequiel recibe de Dios acerca de Noé, Daniel y Job (14:13-20). Vale la pena leer repetidas veces estos versículos y hacerse preguntas con respecto a la calidad de creyente que somos.
Hemos comentado en otras reflexiones que Jerusalén es la ciudad más favorecida por Dios, la más privilegiada, la más amada por Dios y llamada la “Ciudad de Dios”, la que ha inspirado muchos cantos y poesías; el salmo 122:6 nos invita a “pedir por la paz de Jerusalén” y en 128:6b dice: “Paz sea sobre Israel”; en muchos textos especialmente de los salmos se anuncia recompensas para los que actúan en pro de Israel y su capital histórica Jerusalén; sin embargo cuando Jerusalén (Israel) pecó, la ira de Dios no se dejó esperar. En un momento Jerusalén sufrió la devastación y su gente llevada a cautiverio y en muchas otras ocasiones ha tenido que sufrir a consecuencia de su pecado.
En este pasaje se mencionan cinco castigos (observe la causa): Hambre (vs.13, 14); bestias feroces (vs. 15, 16); guerra (vs. 17, 18); pestilencia (vs. 19, 20) y una combinación de las cuatro anteriores (vs. 21-23). Tanto fue el pecado de rebelión de Jerusalén (y de todo Israel), que si (hipotéticamente) estos tres hombres (Noé, Daniel y Job) estuviesen en la ciudad, con todo de la vida justa que vivieron, apenas sí lograrían salvarse ellos, pero a ninguno de sus familiares. ¿Cómo les perece? Hay muchos que se refugian en la fe de papá, mamá o de algún otro familiar; el profeta más adelante recibe una palabra específica de Jehová diciendo: “…el alma que pecare, esa morirá” (18:4).
En días pasados un compañero pastor (Walter Ardila) nos compartió un hermoso mensaje en Plataforma de Oración; él decía: “No basta tener una relación personal con Dios; es necesaria una intimidad personal con Dios”. Es cierto; relaciones personales tenemos con muchas personas, pero no intimidad. Hay que empezar por tener a Dios en nuestro corazón y poner en practica permanente lo que dice Marcos 12:30 de cómo amar a Dios. Nosotros amamos a muchas personas; pero ¿a quién o a quienes amamos así?
¿Sabe lo que significa “rebelión pérfida” (rebelándose pérfidamente)? Significa “infidelidad”, acto de traición, abandono del compromiso. El versículo 14 llegó a ser entre los judíos cautivos en Babilonia un dicho (o proverbio) famoso de sabiduría, para dar énfasis en la lealtad y la fidelidad especialmente a Dios. Interesante que el mismo Daniel, contemporáneo (y quizás conocido) de Ezequiel y uno de los cautivos en Babilonia, alcanzó tan alto testimonio y fama entre sus compatriotas cautivos. Estoy positivamente impresionado con esta lectura. ¿Cuál es el testimonio que se da de nosotros en la comunidad donde nos movemos? ¿Cómo está andando nuestra familia y será que podemos aplicar el texto de Hechos 16:31?

Feliz y bendecido día para todos.

Tu Qué Opinas?