Todavía no es el momento apropiado para ir a reconstruir la...

»El día primero del mes sexto del segundo año del rey Darío, vino palabra del Señor por medio del profeta Hageo a Zorobabel hijo...

Con mi voz clamé a Dios

Con mi voz clamé a Dios, a Dios clamé, y él me escuchará. Al Señor busqué en el día de mi angustia; Alzaba a él mis manos...

Lo que no es el perdón

El perdón es un tema que genera opiniones encontradas. Es indudable que todos hemos hecho algo consciente o inconscientemente  que  pudiera haber ofendido a...

Cómo fui víctima de la “profecía”

Nunca se me ocurrió que alguna vez me involucraría en algo espiritualmente destructivo; sin embargo, eso es exactamente lo que había sucedido cuando alcancé...

Examínense para ver si están en la fe

»Ésta será la tercera vez que los visito. «Todo asunto se resolverá mediante el testimonio de dos o tres testigos.» Cuando estuve con ustedes...

Fidelidad en las ofrendas

Yo, el Señor, no cambio. Por eso ustedes, descendientes de Jacob, no han sido exterminados. Desde la época de sus antepasados se han apartado...

Mirad pues, con diligencia como andéis

«Las moscas muertas apestan y echan a perder el perfume. Pesa más una pequeña necedad que la sabiduría y la honra juntas. El corazón...

El progreso del evangelio

«Quiero que sepáis, hermanos, que las cosas que me han sucedido, han redundado más bien para el progreso del evangelio, de tal manera que mis...

Sálvame, Señor mi Dios

«¡Sálvame, Señor mi Dios, porque en ti busco refugio! ¡Líbrame de todos mis perseguidores! De lo contrario, me devorarán como leones; me despedazarán, y no habrá quien...

Las bienaventuranzas

«Cuando vio a las multitudes, subió a la ladera de una montaña y se sentó. Sus discípulos se le acercaron, y tomando él la...